Llegan a El Salvador los cuerpos de 7 migrantes muertos en incendio en México

(CNN Español) — Los cuerpos de los siete migrantes salvadoreños muertos en el incendio en la estación migratoria de Ciudad Juárez, Chihuahua, México, llegaron este domingo a El Salvador, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores de ese país.

Los féretros llegaron en caravana y vía terrestre desde Ciudad Juárez, localidad fronteriza en el norte de México. Las autoridades salvadoreñas informaron que los cuerpos han sido entregados a los familiares de las víctimas para que puedan darles sepultura.

El Gobierno de El Salvador informó que ha brindado orientación y asistencia a los familiares de las víctimas de los departamentos de Ahuachapán, Sonsonate, La Libertad, San Salvador, Chalatenango y Morazán.

“He seguido de cerca este duro proceso con las familias, acompañándolos y brindándoles todo nuestro apoyo. Así como ellos están viviendo este momento de dolor, también sé que nuestro país está herido por este triste y condenable hecho”, dijo Cindy Portal. , viceministra de Diáspora y Movilidad Humana del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador.

La Cancillería informó que también da seguimiento al caso de cinco salvadoreños que resultaron heridos y que permanecen hospitalizados en distintos hospitales de Ciudad Juárez.

Debido al incendio en la estación migratoria de la ciudad fronteriza con Estados Unidos, registrado la noche del 27 de marzo, 40 personas murieron y 27 más resultaron heridas.

El Salvador considera que lo ocurrido en las instalaciones del Instituto Nacional de Migración de México fue un crimen de Estado y exigió que se condene a los culpables.

Según el gobierno mexicano, ya se ordenó la prisión preventiva contra seis personas en este caso: tres agentes de inmigración, dos de una empresa de seguridad privada que operaba el centro y un migrante acusado de iniciar el incendio. La Fiscalía General de la Nación está realizando la investigación.

Tras el incendio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su rueda de prensa matutina que los migrantes provocaron el incendio. Según el presidente, estaban molestos porque los iban a deportar.

“Esto tenía que ver con una protesta que partieron, suponemos, cuando se enteraron que iban a ser deportados, movilizados, y como protesta en la puerta del albergue pusieron colchonetas del albergue, y pusieron les dispararon y no se imaginaban que eso les iba a causar esta terrible desgracia”, dijo López Obrador.