BBVA: Carlos Serrano: “Las remesas van a batir récord y superar los 60.000 millones de dólares”

Con 30 años de trayectoria, el economista jefe de BBVA México, Carlos Serrano (Ciudad de México, 1970), vislumbra claroscuros en el horizonte económico del país. Tras el shock que generó la pandemia para todos los sectores productivos, el economista del ITAM, con experiencia en el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, vislumbra una ventana de oportunidad para México de la mano de la reubicación de empresas o Nearshoring Sin embargo, como especialista en economía internacional, banca y macroeconomía, también advierte que mantener una política restrictiva con tipos de interés elevados y el riesgo latente de una próxima recesión en Estados Unidos podría frenar estas expectativas de crecimiento económico que el año pasado alcanzaron el 3,1 % Ante estos nubarrones, Serrano enfatiza la necesidad de que la política económica del Gobierno de López Obrador brinde más certeza del Estado de derecho a los inversionistas, así como un replanteamiento de la política energética que hasta ahora favorece a la empresa estatal, la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Preguntar: El dato de inflación en México en febrero se ubicó en 7.62%, una disminución con respecto a enero. ¿Es el comienzo de una tendencia descendente definitiva?

Respuesta: Creemos que ya estamos en una tendencia a la baja en la inflación. La inflación ya alcanzó su punto máximo en México en agosto y septiembre pasados. Es cierto que tuvo un repunte muy leve en enero, pero ese pequeño repunte no ha marcado un cambio de tendencia. Me parece que la inflación sigue bajando y seguirá bajando este año. No, no será un camino fácil, es posible que veamos algunas quincenas donde haya pequeños retrocesos, pero la tendencia que anticipamos es que la inflación seguirá cayendo para ubicarse en 4.7% a fin de año.

q ¿Cuáles son los factores que respaldan su pronóstico a la baja?

r Hay mucha evidencia de que la inflación en los Estados Unidos también está disminuyendo. Gran parte del período inflacionario en México se debe, sobre todo, a factores externos. Somos una economía muy abierta y era imposible pensar que íbamos a ver una inflación muy alta en el mundo sin que esto se tradujera en inflación en el país. Entonces, creo que a medida que baje la inflación en EE. UU., también bajará en México. Además, ya tenemos una política monetaria muy restrictiva, creo que debe empezar a bajar pronto, pero escuchando el tono de las declaraciones del Banco México, me parece que no pueden empezar a bajar hasta el próximo año. Aunque personalmente creo que ya tenemos un tipo de interés muy alto que, en parte, también hará que bajen los precios.

PAG. ¿Cuánto ha ayudado el plan Pacic, implementado por este gobierno, a frenar la escalada de precios?

r No ha tenido un efecto importante. Algunas de estas políticas son positivas, por ejemplo, la reducción de aranceles, facilitar los trámites aduaneros, pero estas medidas tienen efectos a mediano plazo y creo que lo que estamos viendo ahora es más resultado del proceso desinflacionario en Estados Unidos y que se han resuelto los cuellos de botella de mercadería

q El gobierno federal argumenta que si no hubiera subsidiado la gasolina, la inflación sería de dos dígitos…

r Sí, la inflación hubiera sido más alta, ahora no, porque la gasolina y el petróleo no han bajado mucho, pero creo que si no hubiera sido por esto, en lugar de llegar a este pico de 8.7% probablemente hubiéramos llegado a uno o dos. más puntos, algo por encima del 10%. Eso no quiere decir, desde mi punto de vista, que fuera una buena política. ¿Por qué? Porque es una política social regresiva. La gasolina favorece a las personas con mayores ingresos, eso está muy claro. Subvencionar la gasolina tampoco contribuye a las políticas contra el cambio climático, creo que no es una buena política pública.

Carlos Serrano, economista jefe de BBVA Bancomer en México.
Carlos Serrano, economista jefe de BBVA Bancomer en México.Héctor Guerrero

q ¿Anticipa que el Banco de México seguirá subiendo la tasa de interés?

r Dependerá fundamentalmente de la Reserva Federal, porque el Banco de México ha dicho que quiere mantener un amplio diferencial de tasas con respecto a la Fed. Me parece que ahora son factibles dos aumentos más de 25 puntos básicos y en ese sentido podríamos llegar al 11,50% o al 11,75% y creo que esa sería la tasa terminal de este ciclo de aumentos.

q ¿Cuánto afectará a la economía mexicana una tasa de interés de 11.75%?

R. Ya empieza a afectar y afectaría aún más, sobre todo al crédito a las empresas, porque a estos ritmos hay proyectos que no se vuelven viables. Estamos viendo cierta debilidad en la demanda de crédito por parte de las empresas, además de efectos negativos en el consumo de bienes duraderos y en el crédito automotriz.

q Aunque los precios están subiendo, el consumo sigue creciendo. ¿Por qué?

r El consumo es muy resistente y eso es algo positivo. Asistimos a una etapa de crecimiento salarial importante. El año pasado los salarios reales en México crecieron alrededor de 2% porque el mercado laboral es relativamente fuerte. Tenemos bajas tasas de desempleo. El año pasado se crearon 753.000 empleos formales y eso genera presión en los salarios y lo otro son aumentos en el salario mínimo. En el país, el salario mínimo se había rezagado enormemente en términos reales y creo que este año el consumo seguirá siendo relativamente fuerte porque los salarios seguirán subiendo. La otra razón por la que el consumo ha resistido es por las remesas. Las remesas son una fuente muy importante para el consumo en México, sobre todo para las familias de menores recursos en ciertos estados y las remesas tuvieron un crecimiento del 15% llegando a más de 57,000 millones de dólares, las remesas ya representan el 4% del PIB, pero en algunos estados es del 10 %

q ¿Cree que las remesas a México seguirán batiendo récords en 2023?

r Sí, creo que van a romper el récord. Creo que no van a crecer al mismo ritmo que el año pasado, porque eventualmente el mercado laboral en Estados Unidos sufrirá el efecto de las tasas altas. Entonces, el año pasado crecieron 15% y este año pronosticamos que podrían crecer entre 7% y 9%. Por lo que no crecerán al mismo ritmo, pero estarán por encima de los 60.000 millones de dólares.

q ¿Ve riesgo de recesión en Estados Unidos?

r Lo vemos por el aumento de las tasas de interés. Hay mucha discusión sobre si hay una recesión en los EE. UU. o no, pero hay consenso en que se ralentizará. Y si Estados Unidos se frena, México también, y por eso creo que este año México puede crecer un poco menos que el año pasado, porque no tendremos ese motor de la economía.

q ¿Cuál es su pronóstico de crecimiento económico para este año?

r Nuestra previsión de crecimiento para este año es del 1,4% porque creemos que puede haber esta pequeña recesión en Estados Unidos. Si logra evitar la recesión, México podría crecer hasta 2%.

q Aun así, con estos posibles riesgos, la moneda mexicana se mantiene fuerte frente al dólar. ¿Cómo explica la fortaleza reciente del peso?

r Hay varios factores, uno es la situación fiscal en México. El país hoy tiene una situación fiscal que se compara favorablemente con el promedio de los países avanzados, tenemos una deuda como porcentaje del PIB relativamente baja, por debajo del 50%, y que se compara muy bien con la gran mayoría de los países emergentes que tienen una mayor deuda. Por ejemplo, Brasil, país con el que competimos por flujo, está por encima del 80%. El segundo factor es que México es un país que no tiene desequilibrios externos. Tenemos un déficit de cuenta corriente muy pequeño. La tercera razón es la política monetaria de altas tasas de interés.

q El Gobierno ha atribuido la fuerte paridad del peso mexicano como un logro de su gestión.

r El que haya un buen anclaje macroeconómico da estabilidad y eso es positivo. Pero también hay que ser cautos y decir que un peso muy fuerte no necesariamente es algo positivo para la economía, porque puede tener efectos negativos para el sector exportador y el sector turístico. Creemos que para fin de año el tipo de cambio estará en 18.50 o 19 unidades por dólar.

q Ahora que cada vez se habla más de los famosos deslocalización¿Notas más interés y apetito de las empresas por trasladarse a México?

r si, muy fuerte deslocalización ya es una realidad. La inversión en maquinaria, equipo y bienes de capital importados viene creciendo a tasas importantes desde finales de 2021. También estamos viendo que la ocupación en naves industriales en el norte del país se encuentra en niveles históricamente altos, con ocupaciones cercanas al 99% .. El anuncio de la llegada de Tesla a Nuevo León es un ejemplo, y un anuncio tan grande como este puede atraer más inversión. Es una realidad que las empresas están reduciendo su exposición a China y México tiene la posibilidad de atraer gran parte de esa inversión, sobre todo en electrónica, autos y autopartes y metalmecánica. México es el país del mundo que más se ha beneficiado de los procesos de deslocalización por tener un tratado de libre comercio moderno que pocos países tienen, por tener ya cadenas de valor altamente integradas y por tener una fuerza laboral capacitada que ya está inserta en estas cadenas de valor. Ahora bien, creo que México podría ser el más beneficiado, pero aún no lo es.

q ¿Qué está faltando?

r Un cambio en la política energética. Las empresas que se están deslocalizando exigen la garantía de que van a tener acceso a la energía, electricidad suficiente, a precios competitivos y no contaminantes, y la política energética que se sigue actualmente quiere dar más prioridad a la empresa estatal, que ha problemas de capacidad, que es más caro que los generadores privados y más contaminante por producir con combustible y técnicas de ciclo combinado. Lo segundo que creo que debe hacer México es fortalecer el estado de derecho y dar la señal de que México es un país donde se respetan los contratos y las reglas no se van a cambiar arbitrariamente y creo que ha habido algunas decisiones de política que han ido en sentido contrario, como la cancelación de una planta cervecera y la cancelación del aeropuerto de la Ciudad de México.

q ¿Cuál es su balance de la política económica del Gobierno de López Obrador?

r Ha habido éxitos, ha habido estabilidad macroeconómica, ha habido una política fiscal prudente, respeto a la autonomía del Banco de México. También ha sido un acierto que los salarios hayan aumentado y que la externalización y eso redundará en más empleos permanentes, en mayor acceso al crédito, eso es positivo. Creo que hay algunos que se podrían mejorar. Una es la política energética y la otra es que se ha generado cierta incertidumbre para la inversión con estas señales de política y yo creo que sin ellas podría haber un mayor nivel de inversión y por ende un mayor crecimiento y eso podría incluso permitir un gasto social más potente.

Carlos Serrano en las oficinas de BBVA Bancomer en la Ciudad de México.
Carlos Serrano en las oficinas de BBVA Bancomer en la Ciudad de México.Héctor Guerrero

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país